Review Dark Souls 3

09 May 2016

Sun_May_8_16-01-47_UTC-0300_2016

Una de las más oscuras, injustas y difíciles franquicias de todos los tiempos vuelve con su última entrega, Dark Souls 3, que junto a excelentes mecánicas de combate y una amplia personalización de personaje nos lanza a un mundo apocalíptico lleno de monstruos y demonios salidos de nuestras peores pesadillas.

Dark Souls 3 brilla nuevamente por sus gran dificultad, el juego está hecho para tomarte, lanzarte y destruirte múltiples veces, prueba y error, intento tras intento. Esto hace que cada paso que damos en este gran mundo medieval sea más cauteloso, ya que detrás de cualquier puerta pueden estar escondidos enemigos los cuales, sorpresivamente, tienen una variedad de diseño y patrones de ataqué completamente distintos unos de otros. Producto de esto, cada vez que enfrentamos un nuevo enemigo el juego te fuerza a aprender sus movimientos y explotar debilidades, sin embargo, mientras avanzamos en el juego nosotros como jugadores también aprendemos nuevas trucos, nuevos estilos de combate y adquiriendo mejor equipo, todo extraído de los clásicos RPG japoneses.

Dentro de todas estas mecánicas de combate se encuentra un complejo sistema de estadísticas, niveles y clases, lo que hace que cada personaje se vuelva distinto de otro. Sin embargo este proceso de niveles viene con un costo, almas son tu principal recurso el cual cuando mueres (y lo harás múltiples veces) caen al piso y la única forma de recuperarlas es volviendo al lugar de tu muerte (sólo si llegas vivo).

Afortunadamente no todo es combate y sangre, el universo de Dark Souls 3 se ambienta en un apocalipsis medieval gótico con increíbles escenarios, entre castillos, pantanos y bosques los enemigos varían en diseño y habilidades, lo cual hace que no nos aburramos fácilmente y nos mantengamos expectantes a lo que viene por delante. Lamentablemente todo este universo no se complementa con una historia fácil de entender, te lanzan al mundo y debes ir descubriendo por ti mismo lo que sucede y porque estás ahí, si es que puedes, y ya que el juego se concentra tanto en mecánicas de combate uno tiende a pasar por alto por qué estás haciendo todo lo que haces, y en simples palabras, porque estás vivo. Por esto, es difícil crear relaciones con los personajes o siquiera explorar sus historias, ya que son casi inexistentes. Esta es una de las grandes falencias de Dark Souls 3, el combate se sobrepone tanto a la historia que el juego no se preocupa de enseñártela de una manera directa y solo se enfoca en que aprendas a masacrar demonios y muertos.

A pesar de esto, la esencia de Dark Souls está en el combate, y a pesar de que no sepamos mucho sobre el universo en que se ambienta, las ansias de adquirir equipo y volvernos más fuertes es suficiente para mantenernos pegados a la pantalla.

Este es el primer y último título de la franquicia disponible para consolas de actual generación, lo cual saca provecho del último Hardware pero con pequeños problemas que, aunque no nos sacan tanto de inmersión, a veces son lo suficientemente molestas como para provocarnos la muerte y frustrarnos aún más. Durante nuestras horas de juego dentro de la versión de Xbox One, nos encontramos con múltiples bajas de FPS, las cuales también se encuentran en las demás versiones del juego.

Dentro de toda la dificultad que presenta el juego, este nos da la opción de que podamos invocar jugadores a nuestra partida para ayudarnos a combatir los cada vez más difíciles jefes, como también puede jugarnos en contra e invocar jugadores, la cual es la parte PVP (Player vs Player) del juego.

En conclusión, la última entrega de la saga nos presenta los desafíos más difíciles y el sistema de combate más satisfactorio, con múltiples formas de mejorar nuestro personaje y con 10 clases distintas para elegir, y aunque no podamos entender al 100% el universo en el que nos encontramos, mientras más tiempo le dediques al juego, mas logras entender y disfrutar todas las bondades del título. El lado multijugador nos incita a volver en busca de más gloria, como también la búsqueda de mejores armaduras y armas. En sencillas palabras, es un RPG, podemos terminarnos el juego y dejarlo ahí, pero también tenemos la opción de volver y buscar todos los ítems o misiones que nos saltamos la primera vez, lo cual nos premia con entender un poco mejor el lugar donde estamos.

Contenido Relacionado

Síguenos en Facebook

Síguenos en Redes Sociales

Compra y Vende Hardware

Compraventa de hardware Tecnius

Comentarios Recientes