Review Asus RX VEGA 56 Strix OC (ROG-STRIX-RXVEGA56-O8G-GAMING)

17 Jun 2018

Tras el anuncio de las RX Vega por parte de AMD, tenemos la oportunidad de probar una RX VEGA 56 en formato Strix, la apuesta de Asus para estas tope de línea.

Introducción

Si bien ha pasado un tiempo considerable desde que salieron al mercado las VEGA 56/64, siempre es bueno tener en cuenta que especialmente en  AMD los controladores mejoran de forma considerable en el tiempo sobretodo para modelos tope de línea (recién salidos del horno). En esta oportunidad se presenta una revisión reciente con los últimos Crimson disponibles y se hace una comparativa con una de las mejores GTX 1080 del mercado (Gaming G1).

El stock de las AMD VEGA ha estado en problemas desde su lanzamiento debido a pocos ejemplares en circulación en un principio y posteriormente como herramientas en el top of mind de los mineros debido a su precio y gran rendimiento. Hasta Noviembre del año pasado se mantuvieron las VEGA 56 y 64 a un precio sugerido de mercado de 400 y 500 dólares respectivamente que junto a la gran demanda y sostenida en el tiempo ha inflado los precios de estas por sobre los 1300 USD (en el caso de la VEGA 64 al menos). A este nivel están incluso mejor valoradas que una GTX 1080 Ti, pero todos sabemos que la VEGA 56 particularmente pelea como a codo con la GTX 1070 Ti.

Enfocándonos en la Vega 56 Strix se puede apreciar en gran disipador característico de las Strix OC por parte de Asus que no sólo destaca en sus medidas físicas sino que en su peso y estética. Esto demuestra que Asus está consciente del alto TDP que esta tarjeta ostenta y necesita tomar medidas si se quiere obtener el 100% de su rendimiento y más (Overclock que veremos más adelante).

Ahora se hablará un poco en detalle de las características más destacadas el modelo que estaremos revisando. A continuación una breve explicación:

Asus incorpora la tecnología AURA SYNC donde es posible personalizar el efecto de la iluminación RGB. Por defecto viene el modo Rainbow, el cual hace un loop de todos los colores del espectro del arcoíris de forma continua. Instalando la utilidad en sobre el sistema operativo se puede modificar el perfil o crear un modo único sin necesidad de reiniciar el computador.

Asus MaxContact mejora la superficie de contacto del disipador que hace contacto con el GPU logrando un acabado más 10 veces más uniforme que mejora la conductividad térmica. Esto sin duda será últi si en un futuro uno decidiera abrir la tarjeta para hacerle una mantención y ponerle una mejor pasta térmica ya que quedarían menos residuos del compuesto antiguo adheridos al disipador.

Como otra de las mejoras importantes se tiene que el perfil del disipador es un 40% mayor respecto a otros modelos STRIX, esto no sólo contribuye a tener un mayor área de disipación sino que además permite un mejor flujo de los ventiladores permitiendo que este disipe de forma más eficiente la tarjeta de video como un todo. Se aprecia que el frontplate de la RX VEGA 56 también es robusto y cubre casi la totalidad del PCB.

Primera Mirada

 

 

La parte posterior de la caja ilustra las características más relevantes de este modelo, de las cuales algunas las comentamos hace unos momentos.

 

No hay mucho que decir en esta imagen, dentro del estuche viene el CD de drivers y unos manuales. Dentro de la caja viene un cable adaptador de 2x6pin a 8pin y unas amarras para ordenar cables.

De frente parece como cualquier modelo Strix con sus 3 ventiladores, el RGB, etc.

Pese a ser Strix, Asus sigue utilizando el backplate característico de las tarjetas de vídeo AMD referenciales. Esto ayuda a que la presión ejercida se pueda repartir más uniformemente y que el PCB se deforme menos.

Para alimentar a esta tarjeta de vídeo no podríamos hacerlo si es que no fuera con dos conectores 8pin de energía suplementaria. Los orificios de la derecha se usan para poder medir voltajes con ayuda de un multímetro digital.

 

Podemos rescatar que la RX VEGA 56 Strix como todas las RX VEGA viene  con su respectivo switch de doble BIOS lo que permite hacer un flasheo seguro en caso de que se requiera actualizar la BIOS o simplemente que no quede como pisapapeles ante algún problema similar. En esta última foto de perfil se puede apreciar el perfil del disipador que es 40% más grande que el resto de los modelos Strix ya vistos anteriormente.

 

Plataforma de pruebas y metodología

 

Hardware

  • CPU: Intel Core i9 7920X
  • Placa Madre: Asrock X299 OC Formula Bios P1.20
  • GPU: Asus RX VEGA 56 STRIX OC 8GB HBM2
  • GPU: Gigabyte GTX 1080 8GB GDDR5X Gaming G1
  • Almacenamiento: Kingston SSDNow UV400 (Review / Comparar Precios)
  • RAM: G.Skill TridentZ 4x8GB  2.133 / 3.200 MHz
  • Fuente de poder: EVGA SuperNova 1600 T2

Software

  • 3DMark (FSE/FSU & TS/TSE)
  • PCMark 10
  • VRMark (Orange & Blue)
  • GeekBench 3 (Multi)
  • AIDA 64
  • wPrime (1024M)
  • Super Pi (32M)
  • X.265 (1080P & 4K)
  • Cinebench R15
  • Superposition Benchmark (1080P Extreme & 4K Optimized)
  • GPU PI (GPU 32B)
  • Ashes of the Singularity
  • Rise of the Tomb Raider (High & Very High)
  • World of Tanks Encore (Medium & Ultra)
  • Metro Last Light Redux (Custom Ultra)
  • Far Cry 5 (High & Ultra)
  • Final Fantasy XV (Standard & High)

Benchmarks

Overclocking

Como se puede apreciar el Overclocking no fue mucho con alrededor de un 2% para el GPU y 12,5% para las memorias. Dentro de todo los resultados estuvieron dentro de lo esperado pero en algunos casos particulares se obtuvieron menos FPS o puntajes y creemos que esto se debe a las memorias HBM2 que presentaron algún tipo de inestabilidad o pudo haber sido el relój del GPU que al ser más alto fue contraproducente debido a que alcanzó un Thermal Throttling de forma más seguido. De cualquier modo en general mejoró con dicho aumento en las frecuencias.

Quisimos ir con un Overclock conservador para no tener problemas de corrupción de imágenes o de estabilidad en Windows debido a que los tiempos de prueba eran limitados y las pruebas son bastantes. De todos modos , para algunas pruebas más cortas (no juegos) se pudo llegar hasta los 1675 MHz para frecuencias de GPU.

En cuanto a las temperaturas, estas no superaron bajo ningún escenario los 65°C aunque los ventiladores también fueron aumentados hasta un 65% fijo para evitar cualquier problema relacionado. Recordar que la temperatura ambiente al momento de las pruebas era de unos 23°C y como ya es costumbre, utilizamos una benchtable que en términos simples es similar a un gabinete, pero abierto y con orientación horizontal.

Conclusión

Quedamos bastante conformes con el rendimiento obtenido para la RX VEGA 56 Strix que si bien compite con una GTX 1070 Ti, en casos muy particulares puede llegar a igualar a una GTX 1080, de todos modos esto bajo ninguna circunstancia puede generalizarse por ahora. Si bien los Catalyst de AMD (ahora llamados Crimson) mejoran el rendimiento en cada iteración, aún es pronto para afirmar una escalada considerable de rendimiento. Como visto en modelos anteriores como las HD7970, estas mejoras serán plausibles tras 12 meses al menos.

Particularmente, esta tarjeta fue adquirida a un precio de $525.000 en TT Chile en Enero del presente año y para ese entonces ya estaba catalogada con sobre precio. Hoy no es extraño encontrar este modelo por los $680.000 (en Chile) aproximadamente y el mes pasado estaba a un valor cercano a los $800.000. Gran parte de la culpa la tienen los mineros que usaban este modelo para completar hashes bajo distintos algoritmos y Altcoins que sumados a la demanda normal de tarjetas de video hicieron que los precios se inflaran por las nubes y aun es difícil pensar que esto se solucione en el corto plazo. Si vemos los precios de las GTX 1070 Ti estas también tienen cierto grado de inflación, pero mucho más aterrizado oscilando entre los $410.000 – $470.000 y si la VEGA 56 Strix OC estuviera en ese rango de precios sería sin duda una apuesta interesante porque además haría pareja con los monitores Free-Sync que abundan en el mercado nacional y su precio es asequible por la gran mayoría de consumidores. Sin embargo, esa realidad está lejos de ser verdad y tal como mencionamos hace poco, adquirir una VEGA 56 Strix hoy salvo sea por algo puntual no es para nada recomendable debido a que por ese mismo valor hay otras alternativas más potentes como es el caso de la GTX 1080 Ti.

Si por el contrario ya adquirieron este modelo a un precio como el de enero (nuestro caso), tienen en sus manos una buena tarjeta de vídeo. Quizás lo más destacable sea la solución de enfriamiento con las mejoras que Asus ha rediseñado para esta ocasión como son el MaxContact, mayor perfil del disipador, mayor decibeles (dB) cuando los ventiladores están a 60-65% y temperaturas aceptables.

El consumo si bien no lo consideramos en el review es mayor que el de la competencia llegando a unos 250W con un TDP de 210W. No es novedad que los modelos AMD tope de línea tengan consumos  y temperaturas tan elevadas porque también vienen desbloqueados en cuanto a voltajes y power target. Por esta razón los modelos referenciales son llegan a altas temperaturas con mayor facilidad y esto hace que se alcance un thermal throttling de forma más constante. Si bien esto se puede mitigar configurando el ventilador a un 80% al menos, no se puede dejar de lado el factor ruido ya que tras 10 minutos es muy molesto si no se cuenta con cierto grado de aislación acústica en el gabinete o buenos audífonos. Parte del problema radica en que las memorias ya no están alrededor del GPU en el formato GDDR que todos conocemos sino que están apiladas en unos DIE contiguos al lado del GPU. Todo esto hace que en muchos casos las temperaturas sean inmanejables y se pierda rendimiento y vida útil en el mediano plazo.

Esperamos que pese a los problemas que ha tenido esta serie, su uso se masifique y tengan mayor presencia a nivel nacional e internacional para la necesidad que fueron hechas: gaming. Al menos la demanda por los mineros ya va a la baja debido a menores ganancias esperadas a corto plazo y esto haría que los precios eventualmente bajen. Sería un escenario ideal porque de momento las RX VEGA Strix han pasado desapercibidas en Chile y pocos han tenido oportunidad de conocer de primera fuente su rendimiento y prestaciones reales.

 

 

Contenido Relacionado

Síguenos en Facebook

Síguenos en Redes Sociales

Compra y Vende Hardware

Compraventa de hardware Tecnius

Comentarios Recientes