Coffee Lake corre en chipsets serie 100 y 200, bajo tu propia responsabilidad

05 Mar 2018

Cuando Intel anunció que los procesadores de octava generación necesitarían un cambio de placa madre por problemas de compatibilidad todos teníamos claro que era una medida para ordeñar más dinero de sus clientes que una real necesidad tecnológica, pero ahora han echo funcionar un Core i3-8100 en estos chipsets sin problema.

Mediante una actualización de microcódigo, Intel bloqueó el poder usar procesadores de octava generación en chipsets anteriores. Según Intel es por temas de energía, y si bien es entendible hasta cierto punto por los nuevos procesadores de seis núcleos la medida jamás tuvo el apoyo de la gente. En los foros de Win-Raid desarrollaron una guía que explica el proceso y que sugieren utilizar una placa madre ASRock ya que son las más amigables a la hora de aplicar este parche y, en la medida de lo posible, una BIOS en socket sería ideal para poder reemplazarla en caso de falla catastrófica.

El proceso consta de utilizar cuatro paquetes de software para actualizar y modificar la BIOS, reemplazar un archivo por la versión modificada en el foro y ejecutar la actualización, las que harán los cambios de microcódigo necesarios para poder soportar estos procesadores.

Como todo hack el realizarlo es responsabilidad exclusiva del dueño del hardware y si no tienes algo claro lo mejor siempre es investigar antes de perder tu hardware, sobre todo si no tienes los medios para levantar un segundo equipo en caso de que por algún motivo muera tu placa madre.

[Hexus]

Contenido Relacionado

Síguenos en Facebook

Síguenos en Redes Sociales

Compra y Vende Hardware

Compraventa de hardware Tecnius

Comentarios Recientes