AMD Wraith Max versus Wraith Spire: La mejor refrigeración stock

20 May 2017

Las nuevas soluciones Wraith de refrigeración de AMD pasan por los laboratorios de Tecnius. ¿Buen producto o sólo marketing? Entérate a continuación.

Introducción

El Wraith original venía incluído con los procesadores FX de 6 y 8 núcleos junto a APUs A10 (después de todo, AMD no podía vender todos sus procesadores con refrigeración líquida como lo hacía con los modelos tope de gama).

Luego del éxito que tuvo el Wraith original al incluír una solución de refrigeración stock que no daba pena AMD se puso a trabajar en la siguiente generación que sería incluída con la familia de procesadores Ryzen, los cuales pueden venir con iluminación RGB dependiendo del modelo y el canal de venta.

De menor a mayor el Wraith Stealth es el modelo más sencillo que viene incluído con el Ryzen 5 1400 y entrega un rendimiento adecuado para un procesador con un TDP de 65W con una construccción similar a las soluciones de refrigeración que ofrece Intel pero con un mejor y más silencioso ventilador.

El Wraith Spire viene incluído con los Ryzen 5 1500X, 1600 y Ryzen 7 1700. Este último es el único de los tres procesadores que incluyen la alternativa con iluminación RGB, aunque AMD ha indicado que cualquier OEM puede adquirir los procesadores con el cooler que deseen en versión RGB, una jugada de AMD para que los ensambladores y grandes distribuidores de hardware se comprometan con la empresa y apuesten un par de dólares por CPU para entregar una solución de refrigeración premium.

Finalmente el Wraith Max está sólo disponible a través de los OEM, ya que los Ryzen 7 1700X y 1800X no incluyen cooler debido a que apuntan al mercado entusiasta que el único accesorio que le interesa del bundle del procesador es el adhesivo.

Wraith Spire

Aunque su apariencia engaña, el Wraith Spire entrega un excelente rendimiento donde AMD promete una operación casi silenciosa del cooler. En el caso de la muestra que recibimos fue la versión sin iluminación RGB.

Entre sus características encontramos un centro de cobre, aletas de alumino y cuatro tornillos de montura que van conectados al backplate  de la placa madre, por lo que es muy importante fijarse que tu placa madre incluya el bracket de soporte trasero ya que el de AM3+ tiene las monturas espaciadas de manera distinta y no será compatible a menos que utilices una placa madre como la ASUS ROG Crosshair VI Hero (Review).

La instalación es a prueba de tontos, pero recomendamos un destornillador largo ya que de lo contrario puedes topar con las aletas de aluminio. Los tornillos de la base tienen resortes y quedan firmemente seguros una vez que realizas la montura de manera exitosa.

Wraith Max RGB

El modelo que sí recibimos en versión RGB fue el Wraith Max, la versión mejorada del Wraith original con un diseño de 2 heatpipes por lado (4 en total), conector PWM de 4 pines, conector RGB para la placa madre y conector USB 2.0 para realizar los  ajustes a través de la utilidad de AMD si es que tu placa madre no soporta control a través del software (descarga aquí).

Si visitaron el link de descarga del software notarán que es el sitio web de CoolerMaster y no el de AMD quien hostea el software, por lo que hay esperanza de que la familia Wraith de coolers sea lanzada bajo algún nombre de fantasía de CoolerMaster y capturar el mercado DIY, esto lo inferimos ya que a diferencia del Wraith Spire el Wraith Max usa el sistema de anclaje con ganchos clásico de AM3+, por lo que deberías poder montarlo en una placa FM1, FM2, AM3, AM2, 754, 939, etc.

Plataforma de pruebas y metodología

  • CPU: AMD Ryzen 5 1600X
  • Placa madre: ASRock AB350 Fatal1ty Gaming K4
  • RAM: Geil EVO X DDR4 3.200 MHz
  • SSD: HyperX Predator 480GB
  • HDD: Western Digital RED 4TB
  • PSU: Seasonic X750

Para las mediciones de temperatura dejamos el equipo en idle durante al menos 20 minutos y luego procedimos a estresarlo con Prime 95 en todos sus hilos durante 15 minutos para realizar las mediciones.

Experiencia de uso

Tal como les comentamos hace unos párrafos la instalación del Wraith Spire es bastante sencilla y todo calza a la perfección sin problema alguno. La calidad de construcción es la de esperar de un cooler stock pero el diseño y calidad del material del ventilador y su montura lo hacen sentir como un producto muchísimo más premium, pero experimentamos el desprendimiento del adhesivo que envuelve el cableado por el calor emitido así que ojo con tironear los cables si el equipo estuvo prendido mucho rato.

El Wraith Max por su lado no tuvo tan buena evaluación, ya que al usar la montura AM3+ se traspasan muchos de los problemas que tenían los coolers de esa plataforma como que el encajar las pestañas para montar o desmontar el cooler te hace dudar sobre si lo estás haciendo bien o vas a romper algo y ni hablar de desmontar el cooler con la VGA montada en tu placa madre. Simplemente es imposible.

Otro tema que considero perjudicial pero no es culpa de AMD -sino que de la industria- son las conexiones RGB. Al ser una tecnología nueva aún es necesario utilizar un cable adicional para conectar la iluminación al RGB header, lo que genera desorden en el gabinete, muchas veces requiere un cable extensor RGB y si por torpeza estropeas el cable encontrar un reemplazo puede ser difícil o imposible, obligándote a encargarlo por Ebay o Aliexpress.

Resultado de pruebas

Extrañamente vemos al Wraith Spire lograr menores temperaturas mínimas que el Wraith Max, pero los papeles se invierten una vez que el sistema se encuentra bajo carga, logrando una diferencia a favor del Wraith Max de 8°C. Ambos coolers se mantuvieron fríos al tacto y su nivel de ruido era prácticamente imperceptible.

Overclock

Para el apartado de overclock utilizamos el Wraith Max para determinar hasta cuánto podíamos llegar para ver si efectivamente logra hacerle el peso a un cooler de gama media o si es solamente nombre. Afortunadamente podemos decir que el Wraith Max entrega y no vale la pena cambiarlo a menos que vayas por refrigeración líquida o un cooler tope de gama como los que fabrica Noctua.

Si bien logramos los 4.11 GHz validados el equipo logró mantenerse estable a los 4.075 MHz, nada mal considerando que estamos utilizando un cooler stock.

Conclusión

AMD ha trabajado arduamente por crear un ecosistema amigable, atractivo y competitivo donde no sólo el precio sea lo que mande sino que el desempeño y la estética de la plataforma en sí. En ese sentido la familia Wraith de coolers no decepciona y es capaz de entregar rendimiento de primera sin obligarte a comprar un cooler más potente.

Estas medidas, sumadas a la unificación de sockets significan que puedes comprar cómodamente un APU y una placa madre sencilla para empezar a armar  tu PC y luego saltar a un Ryzen 5 sin tener que preocuparte por las temperaturas o comerte las uñas pensando que no podrás jugar en el verano por el excesivo calor de tu ciudad.

¿Hay mejores soluciones de refrigeración en el mercado? Claro, ignorar las alternativas de refrigeración que ofrece el mercado (Asetek, Noctua, etc) sería tapar el sol con un dedo pero lo que Wraith ofrece es el mismo desempeño que entregaban los coolers que uno compraba para escapar de la solución integrada y obliga a los fabricantes de soluciones de refrigeración a bajar sus precios o a desarrollar productos que en verdad funcionen y no sean simplemente un montón de fierros pegados a un bloque de cobre.

Contenido Relacionado

Síguenos en Facebook

Síguenos en Redes Sociales

Compra y Vende Hardware

Compraventa de hardware Tecnius

Comentarios Recientes